domingo, 13 de septiembre de 2009

ACOSO Y DERRIBO: LA REGLAMENTACION


LA REGLAMENTACIÓN
El acoso y derribo es una modalidad entre deportiva y ganadera que tiene un reglamento propio y está federado. El recinto de acoso y derribo consta de los siguientes elementos:
Rodeo: Corral donde esperan las reses para su acoso y derribo.
Corredero: Zona de terreno entre el Rodeo y el Cuadrilátero, donde la collera acosa a la res.
Cuadrilátero o Soltadero: Rectángulo donde se ejecuta el derribo delimitado por cuatro banderas: dos de entradas y dos de salida.
Corrales o Querencia: Corral de estancia de las reses antes de su traslado al Rodeo y después de ser acosadas.
La situación, dimensiones, características y distancias que deben tener estas partes o elementos son las siguientes:
El Rodeo se sitúa en un extremo y a la distancia del Soltadero o Cuadrilátero que determine el Comité Organizador, recomendándose como dimensión óptima la de 600 metros.
El Corredero será lo más llano y libre de obstáculos posibles.
El Cuadrilátero o Soltadero tendrá una dimensión de 120 metros de largo por 50 metros de ancho y estará delimitado por cuatro banderas, siendo sus lados menores los que dan entrada y salida al recinto.
Los Corrales o Querencia se disponen en el extremo opuesto al Rodeo y a una distancia de las banderas de salida del Cuadrilátero de 25 metros como mínimo.
La competición de acoso y derribo utiliza una serie de términos técnicos que es conveniente definir:
Seña: Señal o aviso de los jueces del Cuadrilátero con banderines alzados con garrochas en vertical para que una res pueda salir del Rodeo.
Por punta: La res situada más cerca de la salida del Rodeo y de más fácil apartado.
Soltar: Acción de dirigirse a la res para intentar su derribo.
Solana: Zona de nacimiento del rabo a derecha e izquierda de la res.
Echada: Acción o suerte de derribar a la res.
Embroque: Actitud rápida que toma la res manifiestamente cuando se vuelva para embestir.
La determinación de los ganadores de las pruebas de acoso y derribo es fácil y muy objetivo. La clasificación de las colleras se determina de la siguiente forma:
El número máximo de echadas es de dos para el ganado bravo y tres para el manso.
Se considera echada puntuable con tres puntos siempre que la res caiga al suelo apoyando, al menos, la región abdominal. Para puntuar con seis puntos deberá dar la voltereta sobre sí, cayendo primero sobre el costado izquierdo y girar sobre su propio espinazo hasta caer de nuevo sobre el costillar derecho.
Existen puntos negativos como el marronazo (fallar en la echada. -6), pasar el palo por alto (-1), no sacar la collera del Rodeo conjuntamente de la forma tradicional (-3), derribo antes de llegar al Cuadrilátero (-5), intentar una echada a la salida del Cuadrilátero (-5 y descalificación ante reincidencia), soltar dentro pero caída fuera del Cuadrilátero, o soltar fuera pero caída dentro del Cuadrilátero (-1) y pasar por las banderas del Cuadrilátero sin soltar (-10)
Cada collera dispone de un tiempo máximo de tres minutos desde la salida hasta el Cuadrilátero y otros tres minutos dentro del Cuadrilátero. Se descontará el tiempo que esté la res en el suelo, y en caso de no levantarse, se podrá pedir ayuda al personal que designe el jurado sin que ello influya en la puntuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario