lunes, 28 de septiembre de 2009

LA HISTORIA DEL CABALLO Y SUS DEPORTES DESDE LOS PRINCIPIOS


Los primeros rastros del caballo aparecen, ya en la prehistoria. Su utilidad está por definir, ya que se supone que en primer lugar, se utilizó como pieza de caza, para alimento.

Más tarde su fuerza y velocidad para los desplazamientos, hizo que el hombre le considerara útil como aliado en su trabajo.

Cuando en la edad de bronce la humanidad se tornó sedentaria 400 años a.C. lo domesticó. Comenzó a formar parte activa de sus ejércitos, hay escritos que hablan ya de los jinetes.

Existen tratados orientales que describen al caballo como un símbolo de veneración.

La caballería fue un cuerpo dominante en los ejércitos persas y griegos. Con la aparición de Alejandro Magno, rey de Macedonia y Olimpia, surgió el primer caballo famoso de la historia: Bucéfalo (cazado y domado por él).

En los primeros Juegos Olímpicos, ya aparecía la hípica como deporte.

La escuela bizantina, tuvo influencia decisiva en la caballería. La utilización de la silla, las bridas y estribos, fueron componentes que perfeccionados o modificados, llegarían hasta nuestros días, siempre en busca de permitir al jinete mayor equilibrio y comodidad.

En la Edad Media la doma de potros adquirió un significativo desarrollo y consideración con vistas al futuro rendimiento del caballo adulto.

La primera escuela de equitación de la que se tiene referencia es la de Ferrara (Italia), fundada en l539 por el conde Fiaschi, quién escribió libros de texto sobre sus enseñanzas. Después se crearon las escuelas de La Brouve y La Baume, en Francia, y a continuación una que hizo historia y que tiene la mayor relevancia aún en nuestros días, "La Escuela Española de Viena", creada en 1572. A partir de entonces se comenzó a hablar de la equitación , no solo como deporte sino como un "arte". Inglaterra y Alemania se sumaron a las anteriores creando sus propias escuelas.

España, cuenta desde 1973, con la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre de Jerez, (Fundación avalada por la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía), ubicada en esa bella ciudad gaditana, en el recinto del palacio del Duque de Abrantes, denominado "Palacio del Recreo de las Cadenas", fundada por D. Álvaro Domecq Romero, ha sido y es uno de los puntales más representativos de la denominada "Alta Escuela".

La hípica española obtuvo su primer éxito en la novena olimpiada celebrada el 12 de agosto en Amsterdam, donde el equipo compuesto por los capitanes de caballería: "García Fernández", "Navarros" y "Trujillos", con los caballos: "Revistada", "Zapatero" y "Zalamero", ganaron la medalla de oro.

Veinte años más tarde el equipo español conseguiría la medalla de plata en los Juegos Olímpicos, celebrados en Londres en 1948 con los jinetes "Ponce de León", "Navarro" y "Jaime García Cruz".

Desde entonces han sido grandes los éxitos de la hípica española, destacando al jinete "Paco Goyoaga" que con su caballo "Quorum", consiguió ganal el título de campeón del mundo en la modalidad de salto.

Actualmente, son muchos los jinetes españoles que han competido internacionalmente, incluso en las últimas olimpiadas, como "Juan Matute", "Ignacio Rambla","Rafael Soto", "Beatriz Ferrer Salat", "Luis Lucio", etc, (doma clásica). "Ricardo Jurado", "Luis Álvarez Cervera", "Enrique Sarasola", "Fernando Sarasola", etc. (salto y completo)., dejando constancia de que la equitación en España es un deporte que aumenta su calidad.

Pero lo que ante todo no debemos olvidar nunca, que este animal que acompañó al hombre desde sus orígenes, es un ser noble, dócil, de gran memoria que nunca olvida ni los malos ni los buenos tratos, tras su bella apariencia esconde su mayor tesoro: la docilidad y el gran corazón.

ORÍGENES DE LA DOMA CLÁSICA

La doma clásica consiste en el entrenamiento del caballo y el jinete para que forme una pieza única en movimientos y equilibrio. Para ver sus orígenes nos tenemos que remontar hasta la Edad Media donde los oficiales de todas las caballerías europeas lo practicaban.

De su evolución a lo largo de los siglos y la inquietud por un mayor desarrollo en esta disciplina se crearon lo que hoy conocemos como las altas escuelas. Las primeras se crearon en las cortes renacentistas con tres estilos diferentes: la alta escuela Española de Viena (fundada en 1572), la Portuguesa de Marialva (fundada por Felipe IV en el siglo XVII) y la Francesa de Versalles (fundada por Luis XIV en el siglo XVII) y después de Saumur.

En las dos primeras primaba el control y el alto grado de compostura, mientras que la francesa se caracterizaba por un estilo más ligero y el paso alto. Todas estas escuelas se crearon para que los oficiales de caballería aprendiesen o perfeccionasen la monta.

Por esta época el caballo andaluz era el más preciado en Europa y todas las escuelas intentaban adquirir esta raza. En la actualidad la escuela austriaca mantiene caballos españoles en sus cuadras.

ORÍGENES DEL SALTO

El origen del salto es más moderno. Sus orígenes remontan a las cacerías del zorro que se celebran en Gran Bretaña y otros países europeos. Durante la caza del zorro los participantes iban por el campo persiguiendo a su presa. En su carrera se encontraban diversos obstáculos como setos, troncos caídos, muros, zanjas, vallas, arroyos y demás elementos naturales. Así caballo y jinete debían estar preparados ante estas circunstancias para seguir con la cacería.

En los Juegos Olímpicos de París (1900) se incluyó por primera vez esta disciplina. Gracias a la televisión esta modalidad es muy popular entre los espectadores ya que crea la incertidumbre de si caballo y jinete serán capaces de superar el siguiente obstáculo.

La disciplina de salto se ha vuelto muy competitiva además de lucrativa y muy cara de costear. Se le considera uno de los deportes más costosos por eso la mayoría de los jinetes van patrocinados por grandes empresas.

Si atendemos a la disciplina de cross se podría decir que es el salto en estado puro y que es lo más se asemeja a la caza del zorro pero sin zorro que cazar.

ORÍGENES DE LA DOMA VAQUERA

La doma vaquera, se podría decir, que es la disciplina española por excelencia. Sus inicios vienen de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Salamanca. Esto se debe a que estas regiones son en las que más ganaderías de reses bravas hay. No hay que olvidar que la doma vaquera proviene de las tareas en el campo en las que había que velar por el ganado, separar las reses que iban a ser transportadas y la celebración de tentaderos.

En un principio esta disciplina se limitaba a las zonas antes citadas, poco a poco se fue extendiendo por el resto de la península y ha empezado ha cobrar relevancia en Francia. En nuestro país, para esta disciplina el caballo más solicitado es el PRE aunque también compiten caballos anglo hispanos, anglo hispano árabes, anglo árabes y los pura sangre ingleses.

Las características principales de los caballos que se usan en estas competiciones deben combinar la sumisión con la agilidad y la rapidez.

Otra de las disciplinas que tiene su raíz en las tareas del campo y que sigue sus orígenes es el Acoso y derribo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario