lunes, 19 de octubre de 2009

D.JAVIER BUENDIA, SEÑOR DEL TOREO CAMPERO




...DEL CAMPO A LA PLAZA.

La vida y la carrera profesional de Javier Buendía ha estado unida a la ciudad de Sevilla desde su nacimiento, el 17 de agosto de 1951. Sin duda, es el rejoneador sevillano más destacado de toda la historia del toreo a caballo y el que ha conseguido un mayor número de triunfos en la Real Maestranza de Caballería en Sevilla. Con Javier Buendía no se ha cumplido el dicho y sí ha sido profeta en su tierra.

Su primera actuación en público, en cambio, no tuvo lugar en tierras hispalenses, sino en la localidad de Cabezalavaca (Badajoz), el 13 de mayo de 1972. Después de dos temporadas que podríamos denominar 'de preparación', comienza a actuar un número significativo de tardes en la temporada de 1980, con 25 actuaciones, llevando a cabo su debut en Madrid la tarde del 10 de agosto, en una corrida mixta en la que intervinieron Gregorio Tebar, 'El Inclusero', y el novillero Antonio Ramón Jiménez. También este año cosecha sus primeros triunfos relevantes, como los de sus dos tardes en la Feria valenciana de Algemesí.

En las dos campañas siguientes supera las cincuenta actuaciones, destacando la que tuvo lugar el 29 de mayo de 1982 en Madrid, con toros de Sánchez Cobaleda y Antonio Gallego. De nuevo repite éxito en el coso de Las Ventas en la temporada del 83, el 28 de mayo, cuando logra cortar una oreja a un toro de Antonio Ordóñez, compartiendo cartel con las primeras figuras del momento: Álvaro Domecq Romero, Manuel Vidrié y Joao Moura. También fue muy importante su actuación en la Feria de Julio de Valencia, esta vez ante astados de Núñez Hermanos.

Con el aval de estos triunfos, aumenta considerablemente su número de contratos, llegando a los 76 en la temporada de 1984. En ella logra uno de los sueños de cualquier torero, salir en hombros por la puerta grande de la plaza de Madrid el día 26 de mayo, habiendo cortado un total de tres orejas. Repitió la hazaña en el 85, el 25 de mayo, esta vez desorejando a un astado de María Olea pero, días antes, había logrado encandilar al público de Jerez, una de las cátedras del rejoneo, donde también cortó dos orejas. Y en 1986 comienza su racha triunfal en Sevilla, en la matinal del 20 de abril. Acompañado por los hermanos Peralta, Antonio Ignacio Vargas, Joao Moura y Luis Valdenebro, corta dos orejas a un toro de Luis Albarrán, consiguiendo por primera vez el Trofeo Maestranza al mejor rejoneador de la Feria.

No sería ésta la única vez que el preciado galardón fuera parar a su manos, ya que también se hizo acreedor del mismo en seriales correspondientes a las temporadas de 1987, 1989, 1991, 1992, 1993 y 1994. Pero no fueron estos sus únicos logros, ya que a lo largo de estos años se mantuvo siempre en los primeros puestos del escalafón.

La única excepción la supuso la campaña de 1988, en la que debido a un accidente de tráfico sufrido a finales del 87 -causa de un largo período de convalecencia- tan sólo pudo sumar 14 festejos, ausentándose de las principales ferias. Aún así, Javier Buendía supo sobreponerse y ya en 1989 volvió por sus fueros, ocupando el segundo puesto del escalafón, siendo superado tan sólo por Ginés Cartagena. Ese año, además del ya citado trofeo Maestranza, también logró triunfar en Madrid y en Córdoba, lugar este último donde consiguió el Trofeo Espuela de Oro al mejor rejoneador.

La racha de éxitos continuó en 1990, siendo el triunfador de la Feria de Huelva y volviendo a dejar un buen sabor de boca en Sevilla, donde volvería a lograr los máximos honores en el 91, una temporada que comenzó con muy bien pié con éxitos sonados en Castellón y Valencia. Similar es el tono de las siguientes temporadas, en las que su estilo sobrio y campero continúa sentando cátedra, siendo el encargado de popularizar el uso de la garrocha para correr a los toros de salida.

Una lesión de vértebras de la que tuvo que ser intervenido a principios de la temporada de 2001, le lleva a anunciar su retirada, despidiéndose de todos los cosos españoles y franceses con la categoría que merece. Sin embargo, la lluvia impidió que dijese adiós en su plaza, Sevilla, en el transcurso de la Feria de San Miguel.


1 comentario:

  1. Hola!! Me gusta mucho tu blog!! Tenemos la misma afición, cuando quieras puedes entrar en el mio:
    www.enlaluna9.blogspot.com

    UN SALUDOO, SIGUE ASI

    ResponderEliminar