martes, 5 de enero de 2010

HAY QUE APOYAR EL TURISMO ECUESTRE


Sentirse en armonía con la naturaleza, disfrutar de la familia y los amigos en un lugar diferente, y sobretodo, vivir momentos inolvidables montando a lomos de un caballo. Estas son algunas de las razones para apostar por el turismo ecuestre, una forma distinta y única de aprovechar de verdad nuestro tiempo libre. Cada vez son más quienes, cansados de las típicas vacaciones, buscan nuevas experiencias y eligen pasar unos días perdidos en la naturaleza, en cómodos apartamentos donde descansar por las noches, y con la posibilidad de realizar preciosas rutas a caballo por toda la geografía española. Paseos a caballo por los verdes montes de Asturias,las dehesas extremeñas, recorridos por la sierra madrileña, rutas únicas por tierras andaluzas…

El turismo ecuestre es la mejor manera de inculcar en los niños el respeto por la naturaleza y la pasión por los animales. Por lo general, el mundo de los caballos suele ser tan apasionante como desconocido. La poca repercusión en los medios de comunicación que tienen las noticias relacionadas con la hípica, es un obstáculo que impide acercar los caballos a un mayor número de personas. Tan sólo quienes han crecido en este ambiente, suelen ser los afortunados que gozan de él. Eso sí, quien monta a caballo por primera vez en su vida, sabe que es algo que engancha. Una vez que uno disfruta de su primer paseo a lomos de un equino, sintiendo la energía y belleza de este animal, repetirá la experiencia siempre que tenga la oportunidad.

fuente: radiohipica.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario