sábado, 6 de marzo de 2010

WESTFALIANO



Originario de la región de Renania, al norte de westfalia, han influido en su creación razas tales como el pura sangre ingles, el árabe y el hannoveriano; su fama comenzó en la década de 1970, en pleno auge de la equitación en Alemania, en donde se exigía muchisima calidad en los productos. Es así como esta raza, gracias a sus aptitudes y conformación, tuvo una entrada triunfal en el mundo de la hípica, brillando en todo tipo de competencias. Su secreto es la polivalencia, es excelente tanto con los arneses, como en el salto de obstáculos, en adiestramiento y gracias a su carácter y resistencia, es muy bueno en los concursos completos y también como caballo de paseo y cabalgatas.



Es una raza que reúne velocidad, viveza, coraje y a la vez es muy equilibrado y dócil, por lo que esta sembrando campeones en todas las disciplinas ecuestres en todo el mundo.
Características: los westfalianos son caballos muy bien proporcionados, con orejas medianas, perfil rectilíneo, sus ojos son grandes y su mirada expresa dulzura, inteligencia y gentileza.
Alzada: oscila entre 1.60m y 1.70 m
Pelajes: cataños,alazanos y tordos son los mas frecuentes



Uno de los mejores Westfalianos de todos los tiempos fue AHLERICH, que montado por Reiner Klimke ganó la medalla de oro individual en doma en los Juegos Olímpicos de 1984, y los Campeonatos del Mundo y de Europa en 1982 y 1985. El siguiente campeón Westfaliano es REMBRANDT, destacado por su personalidad y presencia, ganador de cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de 1988 y 1992. Otros destacados incluyen a Sioux, miembro del equipo de prueba completa de los Juegos Olímpicos de 1972 y 1976. Y los caballos de salto ROMAN y FIRE, ganadores respectivamente de los Campeonatos del Mundo de 1978 y 1982.


No hay comentarios:

Publicar un comentario