domingo, 2 de junio de 2013

¿Tu Caballo no Tiene Ganas de Entrenar?. (Por Gabriel Gamiz)

Hace unos días, a mi yegua la noté con desganada y sin ganas de entrenar, la notaba con poco interés por el trabajo, así que vuelta por el camino más corto a la cuadra y a esperar que mañana seria otro día. Pero la hemos seguido viendo sin ganas de comer, cosa rara en ella, así que la hemos observado un par de día y al seguir con la inapetencia, hemos llamado a Gero (Jerónimo Egea) nuestro amigo veterinario, con el que compartimos muchos raids, y que le ha diagnosticado una piroplasmosis, a falta de confirmar con la analítica pertinente remitida con urgencia a un laboratorio cordobes.

Nada más llegar a la cuadra, ha reconocido a los dos caballos, que se encontraban con la misma sintomatologia, conjuntivas y mucosas ictéricas, fiebre alta, pulso más alto de lo habitual, inapetencia y cuadro de decaimiento. Realizado un hematocrito y un proteniograma de urgencia en la misma cuadra, comprueba una anemia hemolitica severa y empieza un tratamiento apropiado a lo que supone una piroplasmosis que solo nos queda que ponerle el apellido, Babesia equi ó Babesia Caballi, cosa que nos lo dará la analítica mandada a Córdoba. Pero empieza el tratamiento apropiado a la enfermedad y la evolución de los caballos ha sido muy buena y al día siguiente ya ha bajado la fiebre, su actitud es muy distinta al del día anterior y se les ve con más ganas de comer y de moverse por la suelta. 

Este es el cuadro clínico de los caballos, pero lo que quiero transmitir con este articulo, es el problema que puede acaecer de un día a otro en los entrenamientos de un caballo de Raid. La simple presencia de unas garrapatas ó unos mosquitos, transmisores de la enfermedad, dan al traste con la salud de un caballo y por lo tanto de sus ganas de trabajar, ya que la anemia hemolítica que les provoca, no tienen fuerzas para hacer su trabajo diario. 

Los caballos de raid, así como todos los caballos que desarrollen un gran esfuerzo, deberían de realizarse controles periódicos hematológicos, para comprobar que no padecen anemia producidas por estos desagradables parásitos protozoarios, que destruyen los hematíes, produciendo la anemia y con ella el aumento de las pulsaciones y de las respiraciones, dos parámetros muy importante en los caballos de raid, para la presentación en los Controles Veterinarios. Una simple garrapata nos fastidia la vida cotidiana de los jinetes y aficionados, y según las estadísticas hay hasta un 30% de caballos infectado por estos parásitos, con enfermedad subclinica y que tras un transporte complicado ó un periodo de estres pueden aparecer en el torrente sanguíneo haciendo su mortal trabajo de destrucción de los hematíes, bajando el rendimiento deportivo de los caballos. 

Que tengáis cuidado con la salud de vuestros caballos y que de vez en cuando llaméis al veterinario para que haga un reconocimiento rutinario, pero que puede salvar la vida deportiva de vuestros caballos de competición. Seguiremos con la evolución de nuestros dos caballos, que con los cuidados de Jero, seguro que en pocos días están otra vez en plena forma.


Autor: Gabriel Gamiz