martes, 27 de agosto de 2013

EL CUIDADO DE LOS "CHISMES" VAQUEROS (IV)



EL BASTE. 
También necesita sus cuidados, eliminando los pelos adheridos a la lona con un cepillo de alambre fuerte. Seguidamente no viene mal darle unos golpes con el baste hacia arriba con un palo o una tabla fuerte para que el pelo se esponje. Si deseamos limpiar la lona en las zonas que se una con el témpano, podremos hacerlo con una solución de 25% amoniaco y agua, frotando con un cepillo fuerte que no sea metálico. Hay que tener mucho cuidado de no mojar los témpanos especialmente en monturas avellana. 


Fuente: LEO ZOREDA