miércoles, 4 de septiembre de 2013

EL CUIDADO DE LOS "CHISMES" VAQUEROS (VI).




El MOSQUERO DE CERDAS O SEDA.
podremos limpiarlo sumergiéndolo en un recipiente de plástico que contenga un jabón neutro diluido en agua. Puede servir gel o champú de nuestro aseo, con sumergirlo será suficiente; pero si tenemos que frotar en alguna zona, podrá hacerse con mucho cuidado con un cepillo de dientes viejo. Hemos de cerciorarnos de la calidad del mosquero, hay algunos baratos donde los florones van pegados y al sumergirlo en agua puede deshacerse todo el mosquero. Pasados unos minutos aclaramos a fondo con agua fría sin presión y dejamos secar tumbado sobre una superficie lisa y a la sombra. Como se puede observar,  nunca recomiendo poner ningún aparejo al sol, es altamente perjudicial para el cuero.



Texto y foto: LEO ZOREDA.