sábado, 5 de marzo de 2016

Se perdieron los secretos.






"Se perdieron los secretos
de los viejos mayorales.
Los que ligaban garrochas
en tentaderos de erales.
Cosían los botos y cinchas,
gobernaban los cencerros.
Y en rescoldos de boñigas
se calentaban los hierros.
Cortijo blanco del río,
donde se acosa sin miedo.
Donde las marismas guardan 
las leyendas que ocurrieron"




Autor: Rafael Peralta Revuelta y José León.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada